Enhorabuena a la promoción del 2010

Somos unos fervientes seguidores del Photoshop, aceptamos que una foto con una posproducción digital mejora, se hace más estética y sugerente. Por supuesto que lo aceptamos, es una realidad. De hecho, si lo que pretenden esas fotos es dirigirse a la publicidad, al arte, a la estética ¿por qué vamos a censurarlo? Todos nos arreglamos para ir a un evento.

Mejor no caer en el tópico de criticar el uso de este programa, sino todo lo contrario, nuestra visión sobre éste ha evolucionado hasta el punto de poder decir que nos ha educado.

El primer contacto  que tuvimos fue de indignación, ¿por qué borrar a una actriz el pliegue del brazo? ¡Es un pliegue natural! No somos ciborg, no somos robots, no tenemos brazos de titanio…, ergo nos salen pliegues al doblar el codo, nos parecía un axioma de lo más evidente…

Pero después de usarlo, crecer con él y sobretodo ver esta portada y leer los acertados comentarios de Ramón Peco, nuestra visión cambió por completo. Hoy en día ya no nos indignamos con las revistas que lo utilizan. ¿La razón? Hemos caído en la cuenta de que ahora tenemos una “educación en photoshop”, sabemos los milagros que obra, sabemos de qué es capaz y ya nos considero capaces de distinguir entre FICCIÓN Y REALIDAD.

Ahora vamos más allá, contamos con una cultura y consideramos el abuso del photoshop una ironía, una broma que es capaz de arrancarnos no una sonrisa, sino una carcajada. Por eso creo que ya no estamos en el momento de criticar esas portadas, sino de sentirnos orgullosos y considerarnos licenciados en “Ojo crítico y photoshop”, ya que ya nadie considera esas cinturas de avispa y piernas tamizadas como una realidad, sino puro espectáculo, sueño o UTOPÍA.

Así que ¡enhorabuena a la promoción del 2010!

Una respuesta a “Enhorabuena a la promoción del 2010

  1. Totalmente de acuerdo. Una reflexión muy acertada desde mi punto de vista. La pregunta ahora estaría en que aunque ahora tenemos esa cultura en photoshop y diferenciamos ficción y realidad tenemos que aceptarlo y ya está o habría que plantearse hasta qué punto es lícito que aunque sepamos que las fotos no son reales las revistas adulteren la realidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s