¿Qué puede haber en un USB incrustado en la pared?

¿Qué es eso? ¿Por qué está ahí? ¿Qué contendrá? Me pica la curiosidad… A fin de cuentas, si está en plena calle, será por algo… ¿Es para mí?

La idea la ha llevado a cabo, en las paredes de Nueva York, Aram Bartholl. Se trata de compartir archivos de forma anónima.

Imagina estar caminando por la ciudad, encontrarte uno de los cinco USB que Bartholl ha integrado en las paredes,  conectar tu ordenador  y encontrarte  un archivo readme.txt que te  explica en qué consiste el proyecto.

Y realmente, ¿en qué consiste? En COMPARTIR. Puedes descubrir qué archivos esconde cada uno de los puertos  y dejar los tuyos propios. Una pega: tienes que encomendarte a la suerte para no abrir un archivo peligroso.  Quizá haya que perfilar el asunto un poco más, pero eso no quita para que sea una iniciativa cuanto menos graciosa e interesante. Resulta motivador  averiguar  qué es lo que contendrá cada USB y tener la posibilidad de conectarte a ese ciudadano anónimo que ha aportado su granito de arena a esta iniciativa.

Si queréis saber más sobre el proyecto de Aram Bartholl, podéis informaros en su blog y ver su álbum de Flickr. No sabemos el éxito que tendrá, pero sí podemos avanzar que su entrada en el blog ya tiene 320 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s