¿Para qué quiero yo un blog corporativo?

En Europa existen 12,5 móviles por cada diez personas. Y es una obviedad admitir que utilizar un teléfono móvil no es cosa de ‘frikis’, ni de empleados en multinacionales, porque su uso es generalizado, e imprescindible. Y lo mismo ocurre con las redes sociales y las diversas herramientas de marketing on-line de las que disponemos actualmente, ya no es cosa de ‘cuatro’, ni de grandes empresas, es una necesidad en el mundo empresarial, aunque haya quién aún se pregunte “¿para qué quiero yo tener un blog o cuenta en Twitter?”.

Ya no existe estrategia empresarial que no destine cierta cantidad de su partida presupuestaria a desarrollar marketing on-line, o mejor dicho, no debería existir, porque las cuotas de mercado se disputan ahora en la red, una circunstancia que a menudo resulta difícil de explicar.

Y es que, monitorizar la reputación de tu marca, sorprender  a los millones de usuarios de internet con un video viral, lograr posicionamiento para tu web o estudiar a tu público objetivo a través de las redes son acciones que no siempre convencen al empresario.

Realmente, la inversión que han de hacer pequeñas y medianas empresas para lograr influencia, el feedback de los consumidores o imagen de marca es infinitamente menor a la que deberían invertir en publicidad off-line, estudios de mercado, etcétera. Sin embargo, son muchas las Pymes que no perciben las nuevas posibilidades que nos otorga la red como un rendimiento rentabilizado. Lo que no saben es que mientras ellos se lo piensan, muchos otros se han convertido en agentes activos de la 2.0, y no se trata de enviar twitts a diestro y siniestro, de lo que se trata es de difundir información, aquella que tú quieres generar, a través de un blog, por ejemplo, o de tu pagina web, y lograr una réplica positiva de quienes conforman tu ‘target’.

Internet ha cambiado por completo el proceso de comunicación social, ya sabéis, internet no es un formato, es un cambio de paradigma, que por otra parte, muchos no han entendido. Además de lanzar eslóganes o promociones a través de canales off-line y on-line, hay que lograr el feedback de los usuarios, su beneplácito en muchas ocasiones, un retorno que apoye la marca y determinados productos.

Ahora, más que nunca, existe una estrecha relación entre empresa y consumidor. La necesidad de acertar en la estrategia de comunicación e invertir en contenidos de calidad es acuciante.

Los medios de comunicación dejaron de ostentar el monopolio informativo como canal de comunicación desde que hiciesen su aparición las redes sociales y las comunidades blogs. Los ciudadanos han pasado de ser espectadores pasivos a parte activa del proceso comunicativo gracias a las plataformas en internet.

El ciudadano quiere informar, opinar y contactar directamente con aquellas instituciones y empresas que interfieren en su vida cotidiana. En este sentido, contar con un espacio para el debate, la reflexión, la información se torna en imprescindible, para el consumidor y para la empresa, que ha de encontrar el equilibrio entre el marketing on-line y off-line, ese denominado marketing mixto a través del cual debe establecer una relación de confianza con el usuario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s