“Mi reto es intentar captar la historia detrás de los ojos ajenos”, Diego Arroyo

Diego Arroyo, director de arte afincado en Amsterdam, nos ha cautivado con una maravillosa colección de fotografías de Kenia. Un trabajo que retrata la realidad de este país a través de sus protagonistas, habitantes anónimos que nos muestran una belleza única y sincera.

Os dejamos una entrevista a su autor, que amablemente ha accedido a contestar nuestras preguntas  y hacernos partícipes de su trabajo a través de una muestra que, sin duda, consolidan su obra como fotógrafo.

 

¿Por qué Amsterdam?

Llegué a Amsterdam hace ya casi cuatro años, con mucha ilusión y con ganas de aprender, de descubrir una nueva cultura y sobre todo, de enfrentarme a un nuevo reto. Me sentí atraído por su mentalidad tolerante, su mezcla de culturas y la agitada vida cultural y creativa. Comencé mi carrera como director de arte publicitario en Madrid, profesión que hoy día continuo ejerciendo en Holanda, aunque poco a poco la fotografía fue ocupando gran parte de mis proyectos personales,  de mi tiempo y mis ilusiones.

Entonces, ¿cuándo comenzaste en esto de la fotografía? ¿Qué te motivó?

Viajar. Siempre disfruté viajando, y la dedicación a la fotografía surgió de forma natural.  Tengo una memoria bastante mala, así que necesitaba algún tipo de ayuda extra para recordar todo lo que vivía, de plasmar los recuerdos, los sabores, los encuentros… Mi primera gran adquisición, con tan sólo 17 años, fue una ampliadora para poder revelar mis propias fotografías en un improvisado laboratorio en el baño de casa de mis padres ¡Menuda paciencia tuvieron!

¿Qué caracteriza tu obra?

Intento captar esencias, ese trocito de nosotros mismos que inconscientemente tendemos a olvidar. La vida esta llena de momentos especiales que suelen pasar desapercibidos, supongo que mi reto es intentar captar la historia detrás de los ojos ajenos,  retratar pequeñas porciones de esa realidad que constantemente se nos escapa.

Háblanos de Kenia. La galería de imágenes que muestras en tu web es magnífica… ¿Por qué viajaste a este país?

Viajé a Kenia movido por lo apasionante de su cultura, con la intención de retratar algunos grupos étnicos del país. Fue un viaje lleno de aventuras y experiencias inolvidables, en el que aproveché también para visitar ANIDAN (una pequeña ONG fundada por unos amigos españoles) y comprobar con orgullo el loable trabajo que desempeñan en la isla de Lamu.

¿Qué proyecto destacarías de todos los que has emprendido?

Siempre he viajado con unos kilos extra de equipo fotográfico,  aunque creo que Kenia fue el primer proyecto en el que la fotografía tuvo un papel más importante. Intenté tener una visión general del proyecto y llevarlo a cabo de la mejor manera posible, siendo fiel a esa idea inicial.

La fotografía de la que estas más orgulloso…

Creo que  ‘Village girl’. Consigue captar un momento especial: se creó una comunicación intima, casi mágica, con la chica retratada, que con espontanea curiosidad se acerco hacia mi. Creo que consigue,  aunque sea en una proporción mínima, imitar algo que tanto admiro de fotógrafos como Sebastião Salgado o Steve McCurry.

El fotógrafo, ¿nace o se hace?

Sin duda alguna, el ojo hay que entrenarlo, aunque  creo que todos tenemos una visión única del mundo, tan sólo tenemos que encontrar la manera de conseguir plasmarla para poder compartirla. Siempre he pensado que las mejores fotografías ocurren cuando uno no tiene la cámara a mano, aunque sólo con ser consciente por un segundo del potencial fotográfico de ese momento, ya se está dando un paso adelante en el aprendizaje.

¿Espontaneidad o precisión?

En mi caso, espontaneidad, aunque la precisión es algo que admiro muchísimo en los buenos fotógrafos. Creo que todavía me queda mucho por aprender y tal vez esa exactitud técnica sea mi asignatura pendiente.

Retoque fotográfico, ¿amigo o enemigo?

La fotografía ha cambiado. Personalmente disfruté mucho aprendiendo las técnicas tradicionales y aunque me costó dar el salto a digital, pronto descubrí que la fotografía no acaba en el momento en el que se aprieta el botón. Intento tener una visión y acercarme lo máximo posible a ella en la ejecución. Al fin y al cabo, todos disponemos de las mismas herramientas, por lo que verdaderamente lo que cuenta es el resultado final, conseguir transmitir algo, sea como sea.

¿Has hecho algún viaje sin llevar la cámara a cuestas?

Si, y cuando ocurre lo paso fatal.

Un país por visitar…

Creo que fue Susan Sontag quien dijo: “I haven’t been everywhere, but it’s on my list”. Siento una debilidad especial por el sudeste asiático, aunque me encantaría poder ir a Papua Nueva Guinea, Micronesia, Níger, China, Japón, volver a la India y a Nepal… ¡Tan poco tiempo y tanto por descubrir!

 

Página web del autor: www.arroyodiego.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s