“Con mis fotografías construyo un mundo idealizado que dista mucho de la realidad”, Isabel Díez

Entrevista de la semana

Los títulos de sus colecciones son tan sugerentes como las imágenes que encontramos en cada una de ellas: ‘Susurros desde el hielo’, ‘De arena y viento’, ‘Materia onírica’, ‘Conversando con el bosque’, ‘Objetivo Pura Vida’ o ‘La fusión de los elementos’. Isabel Díez plasma su alma en cada una de las fotografías que realiza y con ello nos invita a la reflexión, a un camino interior que va del espacio natural a lo más profundo de nosotros mismos.

¿Te consideras una persona romántica?

Si por persona romántica se entiende alguien idealista, soñador y sentimental, creo que no lo soy.

Tus imágenes constituyen realmente remansos de paz, parece que el tiempo y la naturaleza se han detenido para posar ante tu objetivo, ¿cómo logras ese efecto?

Para hacer fotografías necesito alcanzar un determinado estado de ánimo, es una mezcla entre fuerza, admiración y sorpresa, se trata de un estado de plenitud muy parecido a la paz interior, y quizá por ello, algunas de mis fotografías transmiten sosiego.

¿Se trata realmente de un trabajo introspectivo?

No trato de mostrar los paisajes como son, sino como los veo, así que, sí, se podría decir que mi trabajo es en parte introspectivo. Con mis fotografías construyo un mundo paralelo, es un mundo idealizado que dista mucho de la realidad.

Algo que llama la atención de tu trabajo es la estética, esa manera de aprovechar la luz, el color, las formas, las texturas naturales y los accidentes geográficos para crear conjuntos armónicos; el modo en que juegas con todos estos elementos, de una forma tan sutil, para crear armonía, simetría, y que queda tan patente en las series ‘Objetivo Pura Vida’, ‘Serie malva’ o ‘La fusión de los elementos’, ¿es esta capacidad realmente tu sello de identidad como fotógrafa?

Le doy importancia a la estética, detrás de cada composición y motivo fotográfico hay cierta reflexión, pero no sabría decir cual es mi sello de identidad. Cuando miro mis fotografías siento que tienen en común ciertos rasgos, creo que es una mezcla de simplicidad y equilibrio.

¿Espontaneidad o precisión?

En general, las fotografías que son muy estéticas, ya sean de naturaleza o de cualquier otro tema, están elaboradas bajo esquemas racionales, algo parecido a la precisión. Conscientemente se utiliza el motivo fotográfico, la luz y la composición para crear atmósferas que evocan determinadas sensaciones. Y ésto está bien porque es efectivo a la hora de comunicar. Por otra parte, en las fotografías espontáneas prima el componente emocional y el instinto. Aunque los resultados suelen ser, en general, menos armoniosos, si la fotografía es buena, su poder de comunicación es muy fuerte, me atrevería a decir que superior al de una fotografía estética, racional y precisa. Ahora me encuentro en la etapa de la ‘precisión’, pero todo se andará.

El hielo de Alaska, las dunas de California, la belleza de la costa vasca, la naturaleza salvaje de Islandia, ¿qué tienen de mágicos estos espacios naturales para que logren acaparar todo tu trabajo?

La costa vasca es mi casa, se trata de un litoral con carácter, lleno de contrastes, con mucha fuerza, y por ello, es fácil encontrar inspiración. El resto de lugares que mencionas son reductos donde la naturaleza se muestra en su esplendor, desprenden una atmósfera salvaje que te hace sentir muy viva, el corazón y los sentidos se disparan, cada minuto allí es intenso.

Tu mejor imagen es …

Me gustaría pensar que alguna que está por venir…

El fotógrafo, ¿nace o se hace?

Una buena fotografía se hace con talento, conocimiento y trabajo. Todo ésto es posible desarrollarlo a lo largo de nuestra vida, no es necesario nacer con ello. Pero además hace falta motivación. Supongo que nuestro programa genético nos hace más propensos a desarrollar ciertas inquietudes, pero el entorno en el crecemos es determinante para estimularnos o desanimarnos.

Retoque fotográfico ¿amigo o enemigo?

No me considero ni amiga ni enemiga. Sin embargo, mi falta de afinidad por los ordenadores me lleva a hacer una edición muy elemental de mis archivos. Donde yo disfruto realmente es en la naturaleza, persiguiendo instantes en los que la luz y la forma se funden para desvelar escenas que van directas a mi corazón.

Una fotografía por tomar…

Yo entiendo la fotografía como ‘un viaje’ en el que la visión personal madura con cada experiencia, así que me quedan muchas fotografías por hacer, casi todas; me siento más bien al comienzo del camino. Pero si me preguntas que fotografía me gustaría hacer mañana, tengo un deseo especial por fotografiar la lava de un volcán. Para mi, simboliza el poder de la naturaleza, una fuerza que no sigue las normas que el hombre trata de imponer.

Algún proyecto en camino…

He empezado a preparar un libro. La estructura de su contenido está dividida en dos partes. La primera tiene un enfoque algo filosófico, planteo mis reflexiones sobre la fotografía como medio de expresión, y la segunda, más práctica, recopilará mis principales experiencias fotográficas de estos últimos diez años. Mi idea es dar tanta importancia al texto como a las imágenes, y que el diálogo entre ambos sea lo más estrecho posible.

Además de fotógrafa eres bióloga marina ¿tienes el corazón dividido entre dos pasiones?

Creo que sí. En ocasiones juego con la idea de tener una vida dedicada en exclusiva a la fotografía de naturaleza, pero enseguida me viene a la cabeza el placer que me da generar conocimiento y aprender como funciona -aunque sea una ínfima parte- la ‘Naturaleza’ que tanto admiro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s